Abogados y médicos aceleran su retiro para eludir una reforma legal

· JUBILACIÓN
Autores

Abogados y médicos aceleran su retiro para eludir una reforma legal

Los profesionales jubilados a partir de julio no podrán seguir en ejercicio libre |

Muchos profesionales autónomos cotizaron por la pensión mínima, de 601 euros |

Arquitectos y letrados son la mayoría de los 500.000 profesionales que se ven afectados

Economía | 13/06/2011 – 00:00h

Rosa Salvador   ROSA SALVADOR    Barcelona

Abogadosmédicosarquitectos y otros profesionales liberales están anticipando su jubilación estas semanas para poder compatibilizar el cobro de la pensión de jubilación de laSeguridad Social con el ejercicio de la actividad profesional libre.

Esta opción, muy frecuente en estos colectivos de profesionales, se eliminará para quienes se jubilen a partir del próximo 1 de julio, cuando entre en vigor una orden del Ministerio de Trabajo que cambia de forma radical las perspectivas económicas de cerca de 500.000 profesionales: abogados, médicos, arquitectos, aparejadores, ingenieros civiles e industriales, gestores administrativos, químicos y péritos ingenieros técnicos, colectivos que tienen sus propias mutualidades de previsión social, que son alternativa al Régimen de Autónomos de la Seguridad Social (RETA).

“Cambian las reglas de juego a mitad del partido y dan un vuelco radical a las expectativas económicas de miles de profesionales que optaron por cotizar a la Seguridad Social, en lugar de hacerlo a su mutualidad, contando que podrían completar su pensión manteniendo algo de ejercicio libre cuando llegasen a la jubilación”, lamenta Joan Bassas, abogado y miembro de la junta de gobierno de la Mutualidad de la Abogacía.

Esta mutua, así como el Consejo General de la Abogacía y el consejo de colegios de médicos, entre otras entidades profesionales, ya han anunciado que recurrirán la nueva norma.

El problema, reconocen los profesionales, es que gran parte de quienes trabajan en régimen de autónomos cotizan por la base mínima, lo que sólo les garantiza el acceso a la pensión mínima de jubilación, situada ahora en 601 euros al mes.

Estos profesionales, sin embargo, confiaban en seguir en ejercicio más allá de su retiro legal, reteniendo al menos una parte de su actividad profesional.

“Un médico o un abogado con 65 años está en plena madurez intelectual y profesional: no tiene sentido que no pueda seguir viendo pacientes o dando asesoramiento legal”, asegura Bassas.

Para mantener la actividad privada habrán de retrasar su jubilación, pese a que con edades avanzadas difícilmente podrán mantener el nivel de actividad –y de ingresos– de cuando eran más jóvenes.

Esta reforma legal afecta también a quienes cotizan como trabajadores por cuenta ajena (situación muy frecuente entre el personal sanitario y, en el resto de profesiones, entre los profesores universitarios) y ejercen a la vez como profesionales liberales y, a su jubilación, como consultores, conferenciantes o asesores para la elaboración de dictámenes.

Fuentes de los colegios profesionales señalan que la reforma corre el riesgo de impulsar la economía sumergida: muchos profesionales tendrán la tentación de seguir ejerciendo sin facturar oficialmente, y haciendo que las demandas o informes que elaboren vayan firmados por otros compañeros de estudio o despacho.

Bassas señaló que las entidades que agrupan a los colectivos afectados han iniciado contactos con distintos grupos políticos para que presenten iniciativas parlamentarias para que deroguen esta norma. El grupo de CiU en el Congreso y el del PNV son los que se han mostrado ya dispuestos a hacerlo.

El Gobierno subirá las primas de las mutuas alternativas

El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social ultima un real decreto que obligará a las mutualidades que son alternativas al Régimen de Autónomos de la Seguridad Social a imponer a los profesionales una prima mínima equivalente a la cotización mínima del régimen público (254 euros al mes), con un descuento de cerca del 20%, y a equiparar también las prestaciones.

La nueva norma, que está ahora en discusión con las mutualidades y los colegios profesionales, obligará también a estas a pagar las prestaciones en forma de renta mensual vitalicia (ahora era posible cobrarlas como capital, en un pago único), con una cuantía mínima equivalente a la pensión mínima de la Seguridad Social.

Esta reforma supondrá un fuerte aumento de los gastos para estos profesionales, especialmente para los más jóvenes, que en muchos casos realizan aportaciones muy bajas mientras están empezando su ejercicio profesional y tienen pocos ingresos, mientras que las incrementan cuando se han consolidado profesionalmente.

El aumento de primas será aún mayor porque requerirá que el profesional haga una aportación adicional para tener cobertura sanitaria con un seguro privado, puesto que esta prestación no se financia entre los autónomos con cargo a la cotización social sino con impuestos.

El Gobierno pretende de esta forma que los profesionales tengan unos ingresos mínimos en su jubilación y evitar la situación actual en que algunos de ellos, que han cotizado poco, tengan derecho a pedir una pensión no contributiva de la Seguridad Social.

 LA VANGUARDIA 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: