España: los que están detrás de los “indignados”

· 15 MAYO TOMA LA CALLE
Autores

España:

los que están detrás de los “indignados”

José Baig

España

 Miércoles, 25 de mayo de 2011
IndignadosMuchos “indignados” siguen en las calles.

El 15M es un movimiento “de fondo”, que amalgama intereses muy diversos y que revela lo decepcionados que están los españoles de las promesas incumplidas de su propia democracia.

Su crítica es más a las estructuras que a la coyuntura, de ahí que su impacto fuera poco en las elecciones locales y regionales celebradas el domingo y en las que el gobernante PSOE sufrió una derrota aplastante.

Este es la conclusión de los analistas consultados por BBC Mundo en torno a la duda de a quién o a qué sectores de la política española representan los “indignados”.

Lo cierto es que el llamado “Movimiento 15M” o de los “indignados” sigue siendo un complejo fenómeno social y político con el que el poder establecido de España no sabe cómo lidiar.

Y es que el movimiento parece moverse según sus propias reglas, y los “indignados” ni siquiera se ocuparon de valorar los resultados de las elecciones de este domingo pues, según sus palabras, no les importan.

“Seguimos indignados”

Pasado el festín electoral, la plataforma Democracia Real Ya, promotora del movimiento, les recuerda a los ganadores que “gran parte de la población sigue manteniendo su indignación y desafección”.

Añaden que precisamente por este sentimiento, el resultado de los comicios del domingo no debe ser interpretado por los partidos políticos como “un cheque en blanco para gobernar”.

En dos palabras, que el cambio de autoridades en las regiones y municipios de España no les hará desistir de sus demandas.

La convocatoria inicial del movimiento fue muy amplia (“los desempleados, los mal remunerados, los subcontratados, los precarios, los jóvenes”) y las propuestas aún son objeto de debates en las asambleas que se celebran en las plazas de toda España.

Su “voz oficial”, afirman, es la de las asambleas temáticas que se celebran en las acampadas como la de la Puerta del Sol, en Madrid, pero también en muchos otros lugares de España.

Por eso, el gran desafío del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y de los gobiernos locales elegidos este domingo es definir a quién representa el 15M y cómo van a satisfacer sus exigencias.

Partidos no toman nota

Los analistas coinciden en que el movimiento 15M no tuvo un impacto real en las elecciones de este domingo. Ni en la abstención, ni en los votos nulos o en blanco, ni en los votos obtenidos por los partidos minoritarios.

Indignados en MadridEl fenómeno tomó al gobierno por sorpresa.

El panorama parece coincidir con la declaración de principios del movimiento, que se dice “apartidista” y que asegura no haber incitado a sus seguidores a decantarse por ninguna decisión en particular a la hora de votar.

Sin embargo, este factor puede jugar en contra de que se escuchen las propuestas de los indignados, precisamente porque los partidos políticos detectan que las manifestaciones de rechazo a la política tradicional no han tenido impacto concreto.

Ese es, al menos, el punto de vista de Miguel Pérez Moneo, profesor de Ciencias Políticas de la Universitat de Barcelona, quien le dijo a BBC Mundo que le parece que los partidos “no han hecho mucha consideración” de las demandas de los indignados.

“Quizá algunos partidos serán más porosos a estas demandas, pero todo depende del devenir del movimiento”, explicó Pérez.

Añade que, en efecto, el movimiento 15M refleja una situación de hartazgo ante una democracia que no articula intereses, “pero es muy abstracto”. Se refiere en concreto a cómo convertir en políticas específicas las quejas de los manifestantes.

“El 15M representa la insatisfacción de muchas personas que se manifiestan por razones distintas, lo cual va a ser un problema a la hora de elaborar propuestas concretas”, indica el catedrático.

Desconectado de las elecciones

El profesor de Derecho Constitucional y Ciencias Políticas Josep María Reniu Vilamala, le dijo a BBC Mundo que el 15M, o Movimiento de “los indignados”, sigue representando a las mismas personas que antes de las elecciones.

“Es un movimiento transversal que le da voz a una mayoría de españoles que quieren llamar la atención sobre la necesidad de revisar las estructuras económicas y políticas”

Josep Maria Reniu Vilamala

“Es un movimiento transversal que le da voz a una mayoría de españoles que quieren llamar la atención sobre la necesidad de revisar las estructuras económicas y políticas”, afirma el catedrático.

Asegura que el castigo que sufrió el PSOE en las elecciones era esperable, por la crisis y porque se produjo un cierre del ciclo electoral. Advirtió, sin embargo, que “sería un error trasladar lo que significa el 15M a un resultado electoral concreto”.

En su opinión, el proceso electoral y el movimiento ciudadano que impulsó la plataforma Democracia Real Ya “responden a lógicas distintas”, ya que uno tiene que ver con una reacción puntual a una forma de gobernar y el otro apunta a cambios más estructurales.

Añade que las incertidumbres que planteó este movimiento ciudadano permanecen, a pesar del cambio político que produjeron las elecciones, y que habrá que seguir observando el movimiento a la espera de cómo evolucione.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: