¿Cuándo llegarán las propuestas de Acampada Sol?

· 15 MAYO TOMA LA CALLE
Autores

¿Cuándo llegarán las propuestas de Acampada Sol?

13:30h | Laura Pintos

El movimiento nacido el 15M recibe cada día cientos de ideas de ciudadanos pertenecientes y ajenos a la protesta. Pero aún no ha conseguido unificar un listado con las que hace suyas. Los organizadores no quieren dejar de escuchar a nadie ni descartar ninguna proposición sin votarla antes en asamblea. Pero hay quien se impacienta.

 @la_informacion: ¿Cuándo llegarán las propuestas de #acampadasol?
 
 

SOCIEDAD

#Acampadasol 19 de mayo: Es la hora de las propuestas

L. Albor / D. Tesouro

Tras varios días de concentraciones y asambleas, las propuestas de la iniciativa Acampada Sol van cogiendo forma. Según los voluntarios que colaboran en la recogida de sugerencias y firmas, miles de personas han pasado a dar su opinión, tanto por escrito como a viva voz. Aprovechamos la ocasión para preguntarle a los asistentes al evento cuáles son para ellos las propuestas más importantes. La reforma de la ley electoral y de la banca pública se llevan la palma, aunque también hay quien considera algunas ideas demasiado ingenuas o utópicas.

Quienes mantienen viva la estructura de Acampada Sol piden “paciencia” y recuerdan que el movimiento apenas tiene diez días de vida. “Las demás organizaciones civiles y los partidos políticos necesitan mucho más tiempo para organizarse”, advierten. Se ven obligados a repetirlo a menudo. Son muchas las voces que, tanto desde adentro como desde afuera de la protesta, les piden que presenten propuestas concretas para alcanzar el cambio de sistema que reclaman. 

Para ellos no es tan fácil. Por un lado tienen que atender a las variadas y urgentes necesidades de los acampados (alimentación, higiene, ocio, limpieza, infraestructura, mantenimiento del orden, comunicaciones, guardería, relaciones con los comerciantes, medios y autoridades, etcétera) y por otro arribar a un ideario común consensuado (se afanan en hacer todo bajo mandato asambleario) que los represente (participa gente muy variada) y que funcione como faro en la lucha. 

En los buzones improvisados que han distribuido por todo el campamento madrileño se acumulan cada día cientos de papeles de todo tipo y tamaño con ideas de la gente que participa de la ocupación o que simplemente pasa por el lugar a dejar su aportación. 

Un grupo de trabajo integrado por voluntarios -condición común a todos los que sostienen el movimiento y la pequeña ciudad montada en Sol- se ocupa de leer todos esos mensajes, clasificarlos por temas y remitirlos a la comisión correspondiente. Allí se vuelven a leer y se debaten. Si se obtiene el anhelado y difícil consenso, luego deberían pasar a la Asamblea General para su votación final. 

Pero el flujo de entrada de propuestas es incesante y no permite, de momento, avanzar tanto. Muchas se repiten, son meras reflexiones o resultan impracticables. Otras se refieren a hacer peticiones públicas o declaraciones de adhesión a distintas cusas. Y abundan las que tratan del funcionamiento cotidiano de la acampada y de la resolución de problemas básicos y menores pero no aluden a cuestiones de fondo. Y además están internet y las redes sociales, donde mucha más gente participa y deja caer sus ideas para el movimiento. 

La opinión pública, los medios y los líderes políticos reclaman desde el inicio de la revuelta ciudadana conocer exactamente qué se propone. Sus portavoces, difusos porque van rotando en el cargo para que la protesta no “tenga caras fijas”, aseguran que en principio quieren reivindicar su derecho a “indignarse” y su oposición a un modelo que pone la economía y los intereses políticos por encima del individuos y el bienestar social. Hablan de, por ejemplo, propiciar una reforma de la Ley Electoral y de la de Hipotecas, de hacer cambios en el sistema educativo y de apartar a los políticos implicados en casos de corrupción. Y aseguran que el resto de propuestas concretas tendientes a cambiar el sistema llegarán. Con el tiempo. 

No son pocos los desafíos que enfrentan para conseguirlo. A los anteriormente expuestos se suma el crecimiento exponencial que tiene el movimiento en los barrios y municipios de Madrid (con el resto de ciudades españolas y otros países Acampada Sol quiere tejer redes, pero no pretende unificar un manifiesto), con la consiguiente renovación de ideas y puntos de vista que esto supone. 

Hay quien se impacienta y quiere encontrar atajos. Es el caso de dos usuarios de Twitter,@miguidotcom y @eddiedean, que han lanzado en esa plataforma de microblogging una iniciativa paralela para conseguir, bajo la etiqueta #consensodeminimos, plantear y discutir una serie de propuestas centrales o básicas (“se trata de construir la casa empezando por el tejado. Aunar fuerzas en objetivos iniciales”, dicen). 

Los internautas han montado una página web y un foro para alcanzar este cometido y aseguran que le han ofrecido todo este material a Acampada Sol para acelerar el paso. 

Desde la organización han reiterado que están trabajando en una plataforma digital propia y “libre” y han invitado a los impulsores de #consensodeminimos a sumarse a sus asambleas. De allí, y solo de allí, saldrán sus respuestas, aseguran convencidos y obsesionados con mantener una estructura horizontal cueste lo que cueste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: