Rescates bancarios, negocios ruinosos

· RESCATES BANCARIOS
Autores

Rescates bancarios, negocios ruinosos

@José Ignacio Bescós .-A través de este espacio, José Ignacio Bescós, que fuera fundador de Bescos.com; Jesús Sánchez Quiñones de Renta 4 y Ignacio R. Añino de M&G Investments, interpretan y comparten con ustedes, de lunes a miércoles, la Información a la que, por su Privilegiada posición en el mercado, tienen acceso. Este blog pretende ser, para todos los interesados en los mercados financieros, un lugar de encuentro cordial y debate intenso.

@José Ignacio Bescós  05/05/2011 06:00h

Cunde la idea de que rescatar bancos es rentable. Es medianamente defendible en el caso americano. Hace dos días, sin ir más lejos, mi ilustre compañero de columna, Jesús Sánchez Quiñonesponía como ejemplo los 12.000 millones de dólares que ha sacado en limpio el Tesoro estadounidense del rescate de Citigroup.

Sólo medianamente defendible. Dejemos de lado los efectos colaterales, planes fiscales incluidos, del mal hacer bancario.

Consideremos sólo lo que ha habido que hacer para aguantar los tipos y poder comprarse esos activos que nadie quería comprar y, dentro de lo que ha habido que hacer, la ingente cantidad de dinero que ha tenido que crear el acomodaticio Bernanke.

Y es que, desde la compra de participaciones en Citi y su reciente venta han pasado dos años y medio y más de dos billones de “nuevos” dólares en el balance de la Fed.

O sea, que además de los 45.000 millones puestos en Citigroup, hay un sobreprecio en forma de depreciación del dólar. Pensemos en términos dorados. En aquellos días de compra el oro cotizaba entre 800 y 900 dólares. 45.000 millones en oro (un oro que, además de cierto burbujeo, refleja sobre todo el envilecimiento de la moneda) serían hoy unos 80.000 millones. De beneficio real, pues, nada de nada.

Ojo, no estoy poniendo en duda el programa de compras del Tesoro y de la Fed (que podría, pero cada día tiene su afán). Con un poquito de buena voluntad, podemos tomar la crisis bancaria como crisis exclusivamente de liquidez.

Podemos aceptar que el problema es el círculo vicioso que se produce al mermarse los recursos propios por culpa de la pérdida de valor de los activos y al tener que adecuar los ratios vendiendo más activos, lo cual, en un entorno en el que todos necesitan hacer lo mismo y en el que al mismo tiempo disminuye la participación de posibles compradores en el mercado, produce caídas adicionales en los precios que traen mermas adicionales en los recursos propios, más ventas, menores precios, más mermas y así hasta la insolvencia.

Podemos obviar los riesgos morales que esa estrategia de “comprador de último recurso” entraña.

Podemos aplaudir tímidamente la cuadratura semivirtuosa del círculo vicioso, pero que no traten de vendernos que además es un buen negocio. Y menos en casa.

Nuestro Presidente, que ha cogido aire, anda por ahí pavoneándose. Además de echarle la culpa del paro al empedrado, se jacta de haberle sacado 3.000 millones de euros a las ayudas bancarias. En honor a la verdad, no es el único en Europa. También los franceses van por ahí exhibiendo lo bien que salen en tablas como esta:

Fuente: Les Echos

Sí, sí, ya sé que no son 3.000 millones, sino 1.400, pero es ya sabemos que el presi es dado a la exageración. En cualquier caso, está bien figurar en lo alto de una tabla, para variar.

Hasta que uno acude a la fuente, cosa que recomiendo hacer, y se fija en el aumento en las partidas de balance y, sobre todo, en los pasivos contingentes. 25.000 millones nuevos en balance, 60.000 contingentes, expresión de lo que no es sino una socialización del riesgo, el riesgo de un golpe financiero como el irlandés, contingencias que se tornan en penosas realidades y que le ponen a uno a la izquierda de la tabla antes de lo que se tarda en decir “championsleaguedelaeconomía”.

A más rentabilidad, más riesgo. Sabemos el diferencial que nos estamos llevando, pero ¿sabemos también el coste que ese deterioro en la solidez patrimonial nos está suponiendo? ¿Cuántos ha elevado la gracia el tipo al que tenemos que refinanciar nuestra deuda? Por hacernos una idea, ochenta puntos básicos sobre el montante previsto de financiación anual son 1.400 millones de sobrecoste, el montante del supuesto beneficio obtenido en estos tres últimos años. Miren el antes y el después de este desaguisado y hagan cuentas.

En fin, a ver si de una vez empezamos a tener alguna noticia positiva que echarnos al coleto. Aunque sólo sea para quitarnos de encima esta agobiante propaganda económica.

Buena semana a todos, y tengan cuidado ahí fuera.

EEUU ganó dinero con sus bancos, ¿sucederá lo mismo con las cajas?
Información PrivilegiadaJesús Sánchez-Quiñones

EEUU ganó dinero con sus bancos, ¿sucederá lo mismo con las cajas?

@Jesús Sánchez-Quiñones .-A través de este espacio, José Ignacio Bescós, que fuera fundador de Bescos.com; Jesús Sánchez Quiñones de Renta 4 y Ignacio R. Añino de M&G Investments, interpretan y comparten con ustedes, de lunes a miércoles, la Información a la que, por su Privilegiada posición en el mercado, tienen acceso. Este blog pretende ser, para todos los interesados en los mercados financieros, un lugar de encuentro cordial y debate intenso.

@Jesús Sánchez-Quiñones  03/05/2011 06:00h

Las ayudas de los gobiernos a las entidades financieras con problemas no necesariamente tienen que suponer un coste para el contribuyente. El ejemplo de lo acontecido en EEUU es prueba de ello.

Entre los años 2008 y 2009 el gobierno estadounidense inyectó hasta 45.000 millones de dólares en Citigroup: 20.000 millones materializados en acciones preferentes y 25.000 millones adicionales en acciones ordinarias.

La entrada en el capital por parte del Tesoro norteamericano implicaba ciertas restricciones en la actuación del banco.

En diciembre de 2010, el gobierno americano ya había vendido todas sus acciones de Citigroup en la bolsa,obteniendo un beneficio estimado de 12.000 millones de dólares, incluyendo las ganancias de capital, los intereses y los dividendos obtenidos.

En breve se producirá la aportación de fondos públicos a través del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) en diversas cajas de ahorros que necesariamente tendrán que convertirse en banco.

La participación estatal pretende tener una vida máxima de cinco años, por tanto no existe vocación de permanencia, previéndose la venta de su participación dentro de dicho periodo.

La rentabilidad de estas ayudas a las cajas de ahorros con problemas de recursos propios va a depender de la valoración a la que se realice la aportación de capital públicos.

Teniendo en cuenta que las entidades que acuden al FROB lo hacen porque consideran que no van a ser capaces de conseguir la cantidad solicitada en los mercados financieros, se utiliza elFROB como financiador de última instancia.

La valoración que se haga de las cajas de ahorros deberán tener en cuenta estas condiciones, aplicando descuentos por esta circunstancia y por su falta de liquidez al no cotizar en bolsa.

Si se deseará captar dichos importes en la bolsa, la valoración requerida por los inversores sería muy exigente. No hay motivos para que la valoración aplicada en la aportación de fondos públicos sea más generosa que la que exigiría cualquier inversor institucional.

En el caso de las ayudas del gobierno estadounidenses a algunos grandes bancos, la venta de las participaciones estatales ha sido sencilla al realizarse todas a través de la bolsa, al estar todos los bancos rescatados cotizados en el mercado.

Al cotizar y disfrutar de un grado de liquidez considerable, la valoración de las acciones no genera dudas.

Lo máximo que se aplicará será un descuento en la venta si la participación se coloca de golpe en el mercado. El último paquete de acciones de Citigroup vendido por el Tesoro estadounidense ascendía a 10.000 millones de dólares y apenas se le aplicó un descuento del 2,5% sobre la última cotización.

La salida del FROB del capital de las cajas de ahorros (convertidas en en bancos) previsiblemente no será tan sencilla. El FROB venderá los títulos adquiridos en un plazo no superior a los cinco años desde la fecha de suscripción.

Previsiblemente la salida se realizará o por venta a un tercero, que intentará minimizar el precio pagado, o mediante una salida a bolsa, donde el precio dependerá del apetito de los inversores por este tipo de entidades.

No tendría sentido que la valoración aplicada a las cajas que reciban ayudas no tengan un descuento respecto a la valoración de las cajas (transformadas en bancos) que saldrán a cotizar en los próximos meses.

Ya que el FROB ha de aportar recursos públicos a las cajas, esperemos que sea al menor precio posible para evitar pérdidas futuras y en su caso posibilitar beneficios para las arcas públicas.

* Jesús Sánchez-Quiñones es Director General de Renta 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: