Luces y sombras del viaje de Hu Jintao a EE.UU.

· ARTICULOS, NOTICIAS
Autores

La opinión mayoritaria precisa que esta nueva etapa de cooperación entre las dos principales potencias mundiales será fructífera en economía

Internacional | 20/01/2011 – 07:39h

Isidre AmbrósISIDRE AMBRÓS

Pekín Corresponsal

El viaje del presidente de China, Hu Jintao, a Estados Unidos, ha despertado todo tipo de interpretaciones en el país asiático. Los medios de comunicación le dedican una amplia cobertura y señalan, con más o menos matices, que constituye el inicio de una nueva era de relaciones entre Pekín y Washington.

La opinión mayoritaria precisa, no obstante, que esta nueva etapa de cooperación entre las dos principales potencias mundiales será fructífera en el ámbito económico.

En varios artículos de opinión en los periódicos China Daily y Global Times, así como en sus editoriales, se hace asimismo hincapié en que el encuentro entre Hu Jintao y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abrirá la puerta al desembarco de empresas extranjeras en el país asiático y de las inversiones chinas en el mercado estadounidense.

Pero de la misma manera que los medios de comunicación desprenden optimismo acerca de las futuras relaciones comerciales, muestran se recelo respecto al contencioso monetario que enfrenta a Pekín con Washington. Los comentarios muestran hostilidad hacia las presiones de Estados Unidos para que las autoridades chinas revalúen el yuan.

Washington opina que una modificación al alza del tipo de cambio de la moneda china reflejaría mejor la realidad del peso económico internacional de China y contribuiría a mejorar la situación económica estadounidense. Opinión que, por otra parte, también es compartida por los responsables de los países europeos.

Y el optimismo y el recelo se tornan pesimismo, cuando se analizan la cooperación en el ámbio político. Una encuesta publicada por el diario China Daily a principios de semana, señala que la mitad de chinos encuestados opinan que en el 2010 se produjo un deterioro de las relaciones entre los dos países.

Cuatro de cada diez creen que estas relaciones pasan por un mal momento. Y ocho de cada diez ciudadanos opina que la culpa es de Obama.

El viaje de Hu Jintao también ha provocado la reafirmación de orgullo nacionalista entre numerosos chinos. Muchos ciudadanos de a pies consideran que en este viaje el presidente chino habrá reprendido a Obama para que en el futuro modifique su actitud y deje de atacar a China.

Pero los medios de comunicación chinos, al igual que informan ampliamente del recibimiento de que es objeto Hu Jintao en cada acto en el que participa y de los acuerdos comerciales que se firman, silencian los asuntos políticos que consideran “intrascendentes”.

Así, las cadenas de televisión extranjeras, como la CNN estadounidense, la británica BBC o la francesa TV5, sufren la censura en sus informativos, cuando sus periodistas informan del contenido político de las entrevistas que mantiene Hu Jintao con Obama u otros líderes estadounidenses.

El telespectador se encuentra de repente con una pantalla en negro. La imagen y el sonido regresan cuando el comentarista da cuenta de la información económica o social del viaje. Son las luces y sombras  de un viaje presidencial.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: